Aunque ya pasaron muchos años, Yolanda Saldívar, la asesina de la cantante Selena Quintanilla, por fin reveló los motivos que la orillaron a asesinar a la reina del “Tex-Mex” aquel 31 de marzo de 1995.

La homicida confesó durante una entrevista, la verdadera razón por la que mató a la intérprete, pues quería simular un asalto para evitar ir a la cárcel y sobre todo pagarle los casi 200 mil dólares que le había robado durante su administración en las tiendas de ropa y el club de fans.

Ella quería que la policía creyera que a Selena la habían asaltado y que durante el robo fue asesinada. Pero su plan se salió de control.

La ex presidenta del club de fans de Quintanilla resaltó que le hubiera gustado que Selena le demostrara su cariño y aprecio, aunque la famosa siempre le dio su confianza. Yolanda incluso presentó un rozón de bala en la pierna, el cual ella misma se realizó; sin embargo, fue encontrada culpable y permanece en la cárcel de Corpus Christi.

Yolanda continua cumpliendo una condena en prisión, pese a que en 2015 solicitó un recurso para ser liberada por problemas de salud, sin embargo, este fue negado.