El agricultor que encontró un huevo dentro de otro huevo optó por compartir la foto para que al menos alguien más fuera testigo del descubrimiento inusual. Las reacciones fueron increíbles.

Y es que aunque el fenómeno tiene explicación, al parecer son muy contadas las personas que como el australiano se han llevado tremenda sorpresa cuando se disponen a desayunar.

La “contracción de contraperistalsis” se da cuando la ovulación de la gallina inicia antes de que el óvulo esté formado por completo, logrando casos como estos, que en redes sociales son llamados como Eggception.