Un niño bloqueó el teléfono iPhone de su madre por los siguientes 47 años después de que se lo prestara un rato para que se entretuviera.

El plan de la madre era dejarle a su hijo su teléfono para que viera videos educativos.

El niño de 2 años se quedó con el teléfono un rato.

La sorpresa que se llevó su mamá fue grande ya que no podría desbloquearlo por los siguientes 25 millones de minutos.

Lo que pasó es que su pequeño hijo bloqueó el teléfono y jugó con la contraseña demasiadas veces.

La gente no esperó para animar a la desesperada mamá:

Para ese tiempo ya lo irá terminando de pagar en Coppel.

Lo bueno de todo es que ya tiene teléfono el niño para cuando sea un adulto.

¡Yo se lo cambio por un Alcatel sin bloquear y recibo algo de diferencia!

La gente también resaltó que los padres deberían de dejar de prestar el celular a sus hijos ya que no son un juguete.

Después de todo, un técnico de Apple comentó que hay una forma de desbloquearlo: borrar todo y reinstalar los ajustes de fábrica.

AGENCIA