26 años son los que han transcurrido desde el día en el que la noticia del asesinato de Chalino Sánchez, corrió como pólvora por todo Culiacán y el gremio grupero.

Como aquel día, cada 16 de mayo su ausencia sigue doliendo; pues desde 1992 se fue “El Rey del Corrido”. Claro que ha habido otros cantantes que se dediquen a este tipo de música, como lo es Gerardo Ortiz, El Komander y muchos otros, pero quien inició en este ámbito y fue muy aclamado, fue sin duda el inigualable Chalino Sánchez.

Chalino junto a su esposa Maricela y sus hijos Adan y Cynthia

Él fue un indocumentado que hizo su carrera en Los Ángeles y que, sin que lo tocaran en la radio comercial, se convirtió en uno de los artistas más influyentes de su generación.

La mañana de aquel 16 de mayo de 1992, Chalino Sánchez fue encontrado asesinado a balazos a las afueras de la zona norte de la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

Unas horas antes de su asesinato, Chalino Sánchez disfrutó por última vez, el caluroso aplauso de su público en un gran baile que tuvo en un conocido salón de la capital sinaloense.

Su recuerdo aún permanece en cada uno de sus grandes temas como “Alma enamorada”, “Nieves de enero”, “Prenda del alma” y muchas más, que al día de hoy se siguen escuchando. Cada acorde musical, cada estrofa cantada por Chalino Sánchez, emana recuerdos, nostalgias y muchos sentimientos encontrados.

Chalino junto a Emilio Franco, dueño del “Farallon”

Chalino Sánchez proveniente de una familia humilde, logró sembrar gran éxito; sin embargo, las balas no le permitieron disfrutar la cosecha. No vivió para celebrar la cúspide de su fama.

Recordemos que antes de su asesinato, recibió una nota amenazante, en lo que sería su última presentación en el Salón Bugambilias en Culiacán, Sinaloa, el 15 de mayo de 1992. El intérprete informó a su personal la amenaza y se le dijo que se aislaría en una residencia en la noche.

En las primeras horas de la madrugada del 16 de mayo, Chalino era transportado en una camioneta Suburban por las calles de Culiacán. La camioneta donde venía fue interceptada por personas vestidas de policías federales, quienes se lo llevaron.

Chalino Sánchez fue hallado sin vida en este lugar. Fue construido un cenotafio en su memoria. Foto: EL DEBATE

Horas después, Chalino Sánchez fue encontrado sin vida. La noticia corrió como la pólvora conforme avanzaba la mañana, no solo en la capital sinaloense, sino en todo el gremio grupero.

Al día siguiente, 17 de mayo de 1992, EL DEBATE publicaba: “Asesinaron a balazos a Chalino Sánchez”.