Un video de las redes sociales, mostró a un pequeño muy contento, él había soplado la vela de su cumpleaños y tocaba “la mordida”. Sin embargo, nadie imaginó lo que estaba por pasar.

Las imágenes muestran al menor agachar la cabeza con dirección al pastel. Sus amigos comenzaron a empujar la cabeza hacia abajo, muy lentamente fue acercando el rostro al pastel.

Cuando el chico rozó un poco en el pastel, sacó debajo de él un plato desechable y lo usó como escudo para no mancharse el rostro. El video muestra al final que su actuar, fue muy inteligente.