El hecho fue grabado por una cámara de seguridad, cuando un hombre notó que el celular que tenía guardado en la bolsa de su camisa, comenzó a calentarse muy rápidamente, pero cuando intentó sacarlo para ver lo que le pasaba, éste explotó y prendió fuego, causándole quemaduras leves en el rostro y pecho.

Todo esto ocurrió en un hotel en Indonesia, cuando el hombre esperaba a que las puertas de un ascensor abrieran.

Afortunadamente, una persona se acercó a ayudarlo para quitarle la camisa. Aún se desconocen las causas del accidente.

El hombre afectado expresó: “tuve una fuerte sensación de calor y luego sentí que algo empezaba a sacudirse. Antes que supiera qué era lo que ocurría, se prendió fuego y entré en pánico”.