Por Antonio Rivera

Chetumal, Q. Roo.- El arqueólogo Fernando Cortés de Brasdefer del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) señaló que no se tendrá apertura de la zona arqueológica de Ichkabal en Bacalar por la falta de certidumbre y expropiación de la tierra, casi similar a la zona Chakanbakán que desde hace 25 años no ha podido ser explotada turísticamente por dicha problemática.

En este sentido comentó que se tiene que realizar un trabajo de gestión con las autoridades federales, estatales y municipales para que se logre generar el recurso para regularizar las tierras y que con ello se brinde certeza para aperturar las zonas arqueológicas como es el caso de Ichkabal.

De no tener certeza en la regularización de las tierras no habrá posibilidades de que se Aperture esta zona arqueológica, la cual desde hace varios años se ha anunciado para su apertura, abundó.

Mencionó que es el mismo caso que se tiene en la zona arqueológica de Chakabankán en donde desde hace 25 años se he tenido la intención de apertura y no se ha logrado por la misma problemática de las tierras ejidales.

Mencionó que el desarrollo arqueológico-turístico de Quintana Roo tendrá un crecimiento constante solo si existe certidumbre de la tierra para años siguientes.

El investigador puntualizó que existen otros puntos arqueológicos que pueden ser promocionados pero el problema no se ha tratado por parte del INAH, sino por problemas ejidales.

Hay que recordar que el ejecutivo del estado ha mencionado que se tuvo problemas con lo ejidatarios de Bacalar para seguir avanzando en cuanto a la apertura de esta importante zona arqueológica de Ichkabal en donde se calculan millones de dólares en derrama económica en los cinco años posteriores a su apertura.