En una grieta de 30 metros es donde un hombre calló y quedó atrapado por cinco días, hasta que logró hacer una llamada de emergencia.

Fueron los equipos austriacos de emergencias quienes rescataron al montañero alemán, quien quedó atrapado debido a un resbalón.

El hombre solo sufrió heridas “relativamente leves” considerando la caída, con lesiones en el hombro y un pie, explicó el funcionario de rescates alpinos Christoph Preimesberger, en declaraciones citadas por la televisora estatal ORF. Fue evacuado en helicóptero hasta un hospital cercano tras el rescate por la mañana.

El padre del hombre reportó su desaparición el sábado en Dachstein, una escarpada montaña al sureste de Salzburgo. Las autoridades no identificaron al montañero debido a las leyes de privacidad austriacas.

El hijo esperaba lo peor, por lo tanto informó a la inspección policial en Bad Goisern. Eso comenzó inmediatamente con la búsqueda. Todavía el lunes uno podría encontrar una función de localización del automóvil Navis the Duisburgers. Él estaba en Gosau.

Pero no había rastros del hombre. “No lo hubiéramos encontrado así”, dice el Dr. Christoph Preimesberger, Director de país de Mountain Rescue Upper Austria.