Por Staff

Ciudad de México.- La gastronomía prehispánica mexicana es rica en insectos, gusanos y otros invertebrados pero el último grito de platillo exótico en Ciudad de México da un paso más allá: es el taco de tarántula.

Un restaurante del el Mercado de San Juan en la CdMx arrasó desde hace meses con su última innovación: al escorpión, escamoles -huevos de hormiga- o populares chapulines incorporó una nueva receta, la tarántula de caderas rojas. El único problema es que esta última especie es una especie protegida.

Cuatro arañas de este tipo estaban cocinadas a punto de colocarse sobre una tortilla, cuando las autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ubicaron los cadáveres de los arácnidos y los requisaron porque los dueños del local no pudieron acreditar su procedencia legal.

Según un comunicado emitido este martes por la Profepa, lo que alertó a las autoridades fue la publicidad que el restaurante “México en el Paladar” hacía del nuevo taco de tarántulas.
La Profepa informó sobre el decomiso a través de Twitter donde compartieron las imágenes de los ejemplares hallados, de los cuales los dueños del restaurante no pudieron comprobar su adquisición legal.

En el video divulgado en su página de Facebook se ve cómo prenden fuego a la tarántula hasta que está chamuscada y lista para comer aunque el chef advierte que esa es solo “una de las preparaciones” que pueden ofrecer a sus clientes.

En redes sociales se prona este taco a un coste de unos 500 pesos, 50 veces más alto que los tacos tradicionales.

En México existen criaderos de tarántulas apoyados por el gobierno donde se producen legalmente entre 11 mil y 14 mil ejemplares al año altamente cotizados en el mercado internacional de mascotas, ya que pueden costar hasta 8 mil pesos cada una.