Muy incómodo fue el reportaje de una corresponsal de la BBC cuando comenzó a escucharse gemidos estando en vivo.

Esto fue una broma hecha por un grupo de jóvenes quienes dejaron sorprendidos a todos los televidentes al escuchar el famoso audio de “gemidos”.

Los muchachos no dudaron en subir ese mismo día, el video de la broma, donde se puede ver cuando esperaban a que la reportera estuviera cerca y poder soltar el audio en una furgoneta con altavoces.

Cuando la corresponsal de la BBC empezó a hablar los chicos hicieron sonar la voz de la mujer, repitiendo la grabación varias veces.

Como toda una profesional la reportera siguió su trabajo sin interrumpir la información que estaba proporcionando, pero al término fue evidente que estaba enojada por lo sucedido.