Por Staff

Lejos están aquellos “nubarrones” que pronosticaban “tormenta de fuego” en la península coreana, afortunadamente hoy todo es felicidad y así lo demuestra el líder norcoreano Kim Jong-un quien se mostró con un sorprendente estilo veraniego, sin traje y sonriente a las cámaras, acompañado de su esposa Ri Sol-ju, durante su visita a distintas zonas del país asiático.

Así lo demuestra la agencia estatal KCNA que difundió las imágenes de la visita del líder de Corea del Norte a una planta alimenticia, fábricas que por cierto los estadounidenses negaron en innumerables ocasiones su existencia, en las cuales se aprecia al mandatario sonriendo e inspeccionando los productos terminados de una de las líneas de producción de las instalaciones fabriles.

En las fotografías se puede apreciar al líder lejos de los trajes y la seriedad que le caracterizan, vestido con una playera blanca y con un sombrero de paja, posando ante las cámaras, como se puede ver en las imágenes que ha distribuido la agencia de noticias KCNA.

Kim Jong-un, acompañado de su esposa Ri Sol-ju, ha visitado la granja de bagres de Samchon, un criadero de peces situado en la provincia sureña de Hwanghae. Sus visitas a distintas zonas del país han sido constantes durante este verano.