Botellazo en la cabeza, de esa forma fue como agredieron al líder y vocalista de los Tucanes de Tijuana, Mario Quintero, quien termino con sangre en la cabeza durante su presentación en la ciudad de Lexington, Kentucky.

Un irresponsable asistente fue quien lanzó la botella, lo que ocasionó que “los papás de los pollitos” detuvieran de inmediato su presentación para atendar a Mario. Fue gente del staff quien le brindó ayuda mientras el cantante observaba su mano lleno de sangre por haberse tocado la nuca. Afortunadamente, no pasó a mayores.

La agrupación ofreció una disculpa a su publico, por no haber podido quedarse hasta el final para las fotos y convivencia que suelen hacer cada que terminan sus presentaciones.

“Les pedimos una disculpa por no haberlos podido atender hasta el final del show y tomarnos fotos con ustedes tal y como acostumbramos a hacerlo en cada evento, pero lamentablemente no nos fue posible. Nos veremos el próximo año, primero Dios. Que Dios me los bendiga siempre” publicaron a través de sus redes sociales.


El hecho llegó a oídos de sus compañeros músicos, como es el caso de Los Buitres de Culiacan, quienes se solidarizaron y pidieron respeto para el gremio musical.

“No es justo que pase esto. Salimos a trabajar como todos ustedes y muchas veces muy lejos de nuestra casa, esto le pasó a Mario Quintero de Los Tucanes de Tijuana. Pedimos RESPETÓ siempre.”

Hoy por la mañana, Mario publicó un video en el canal de YouTube de Los Tucanes de Tijuana, donde mencionó “No sabemos porque aventó la botella, no sabemos que motivos tuvo para ofenderse, para agredirnos, realmente no se sabe, nosotros estuvimos complaciendo con corridos, con canciones, con cumbias…no sabemos porque pasó”

Sus millones de fans, se mostraron preocupados desde la publicación del video, donde se le ve tocándose la cabeza y al mismo tiempo, manchándose las manos de sangre.

El líder de la agrupación recalcó a todo momento, que no le gusta hacer escándalos, pero debido a la magnitud del asunto, decidió hablar para evitar especulaciones y así evitar que la información se distorsionara.

Volteé a mi izquierda y sentí un golpe, un golpe muy fuerte, no supe ni de donde me llegó, yo pensé que me había caído algo del techo, pero de repente volteo y veo mi tejana en el piso y una botella.

Tras el fuerte golpe, Mario Quintero pretendió seguir con el show: “dije es un golpe no pasa nada, pero me empezó a doler muy fuerte, me toque (la parte izquierda de su cabeza) y sentí que empezó a correrme sangre, entonces ya me preocupe”.

Posteriormente Mario Quintero fue llevado a su camerino. Tras ser revisado por sus compañeros, le notificaron que se trataba de una cortada considerable, pues le salia mucha sangre y le sugirieron ir de inmediato al hospital.