Este es el momento adorable de una niña de cinco años con problemas auditivos, cuando recibió una muñeca con audífonos, igual a los que ella usa.

Abbi Keating, de Nueva Gales del Sur, Australia, perdió su audiencia a los dos años de edad, algo que desconcertó a los médicos  ya que también dejó de hablar.

La noticia devastó a su madre  Amy de 31 años, pero rápidamente se aseguró de que su hija estuviera equipada con audífonos auditivos y más tarde se sometió a una operación para colocar un implante coclear, que es un dispositivo electrónico que reemplaza la función de la oreja.

Abbi ansiaba una muñeca como ella y pasaba horas dibujando dispositivos auditivos en sus muñecas con lápiz, por ello su madre decidió hacerle un regalo especial el cual emocionó bastante a la pequeña.