Por Sergio Orozco

Cancún, Q. Roo.-El ‘dolor de cabeza’ para cientos de familias que habitan en la zona norte del municipio, radica como en muchas otras colonias en la inseguridad que se respira en las calles.

Para los vecinos de la Región 236 no es la excepción, en la actualidad esta región de Cancún sufre por la falta de seguridad en las calles; sin embargo, el problema es mayúsculo cuando cae la noche.

Alrededor de cuatro regiones que se localizan sobre las avenidas prolongación Tulum y Rancho Viejo, no cuentan con alumbrado público, la denuncia se ha realizado a las autoridades pertinentes; sin embargo, estos reclamos no han encontrado eco en los responsables del mantenimiento de estas áreas públicas.

Por el momento la Dirección de Alumbrado Público no ha cumplido con la rehabilitación de luminarias, señalaron los vecino de la Región 236, una de las más afectadas por esta problemática.