Las aventuras visionarias de Jules Gabriel Verne, Julio Verne, han hecho soñar y viajar a generaciones y generaciones de todo el mundo desde que en la segunda mitad del siglo XIX comenzó a publicar los ‘best-seller’ ‘Viaje al centro de la Tierra’ (1864), ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’ (1870) o ‘La vuelta al mundo en ochenta días’ (1873). Es considerado, junto a H.G. Wells, como el ‘padre de la ciencia ficción’, y sus historias, incluso más de un siglo después de muerto, siguen atrayendo a exploradores, arqueólogos e historiadores de todo el mundo.

De hecho, un equipo multidisciplinar de científicos de la Universidad de Descartes de París y el Club de Exploradores de Nueva York han hecho un extraordinario descubrimiento cerca de los Pirineos franceses, en la región de Occitania, el pasado martes. La búsqueda del ‘tesoro’ de Verne, en realidad, comenzó unos meses antes, el pasado septiembre. Gracias al uso de drones y de un radar de penetración en la tierra se ha dado con un recipiente de metal, un cápsula del tiempo, de finales del siglo XIX.

ANÁLISIS DE LA TUMBA
Antes de llegar al tesoro, la investigación partió de un minucioso estudio de las obras de Verne, además del análisis de la tumba del famoso autor de ‘Viaje a la Luna’ (1902). Con este material y usando “complejos algoritmos de geolocalización, el equipo fue capaz de identificar el área en que podría localizarse algún objeto relacionado con Verne”, explica el informe de la universidad parisina.

El contenido de la caja de metal hallada está siendo actualmente analizado “en un entorno que garantice la conservación y la no contaminación de los elementos encontrados en el interior”. La humedad de la tierra y el paso del tiempo ha deteriorado bastante el contenido de la cápsula, y aún más los grabados hallados en su exterior, casi ilegibles.

¿DOCUMENTOS INÉDITOS?
Dentro de la caja que podría haber dejado para la historia Verne hay documentos, libros y varios objetos metálicos de diferentes tamaños y formas. Los investigadores no descartan que se esté ante el descubrimiento de nuevas obras del escritor. “Por el momento no ha sido posible probar de manera concluyente que la caja y su contenido pertenezcan a Julio Verne o alguien cercano a él. Sin embargo, todo apunta a la posibilidad de que se puedan descubrir documentos inéditos del escritor”, explican.

En los próximos meses se darán a conocer los resultados del estudio del contenido de la cápsula, quién sabe si una nueva y fascinante aventura de uno de los autores más populares de la literatura universal.