para muchos no es muy difícil confundir a kazajo Islam Badúrgov con el campeón de artes marciales mixtas Conor McGregor desde el peinado hasta los tatuajes sobre su torso, son parecidos.

El joven decidió aprovecharse de su fama ajena junto con sus amigos y decidió dar una vuelta en una limusina por Nueva York, donde logro engañar a mas de uno. Se tomo fotos con admiradores e incluso logro convocar a una multitud en Times Square, una de las zonas mas icónicas de la ciudad.

El bromista dedicó su actuación al verdadero McGregor a quien deseó la victoria en su próxima pelea. Hace unos meses realizó algo similar en Los Ángeles, donde los admiradores creyeron que estaban frente al autentico McGregor.