Fue Gabbie Jarvis, una chica de 17 años quien compartió la experiencia que vivieron durante sus vacaciones en España. Su hermana pregunto si servían platos para personas vegana y al responder que sí, ella pidió una pizza sin queso.

Sin embargo, al comentarle que ese plato contenía huevos en su preparación, les recomendaron una ensalada. La sorpresa llego cuando les llevaron la “ensalada”, no podían para de reír, y es que era nada más y nada menos que un plato lleno de cebollas crudas y tomates.

Comentaron que la hermana de Gabbie es vegana desde hace tres años, asi que está acostumbrada a comer verduras crudas y tenía mucha hambre, se comió toda la ensalada.