No hubo manera de inmortalizarlos a todos juntos en una sola imagen. Los Ren se habían dado cita para celebrar su historia y genealogía el pasado 31 de enero. El encuentro fue posible gracias a los más veteranos de la familia, que lograron localizar a 2.000 descendientes vivos del clan, informan medios locales. Su objetivo era plasmar el encuentro con una foto de familia. El entusiasmo fue tal que acabaron reuniéndose medio millar de personas de siete generaciones, exactamente de la 25.ª a la 31.ª.

Dada la extraordinaria cifra de representantes de los Ren en la imagen, resulta imposible distinguir los rostros de los miembros del clan. Fue necesaria la ayuda de un dron para plasmar la fotografía.

La instantánea circula ahora por las redes sociales y está recibiendo una gran cantidad de amables comentarios de los internautas, muchos de los cuales afirman que es la foto familiar con más épica de la historia. La pregunta que uno se hace ahora es: ¿hubo arroz para tan prolífica familia después del posado? :D