Cuando se piensa en las principales naciones productoras de automóviles famosos, México probablemente no esté en la lista. Pero en 2013 dos hermanos, Guillermo e Iker Echevarría, emprendieron una misión para cambiar eso y presentaron en el Reino Unido el VUHL, el primer auto mexicano ultraligero de alta velocidad. Ahora se enfocan en fabricarlo en una edición limitada que busca conquistar a coleccionistas y aficionados en EE.UU.

El VUHL 05, sacado al mercado internacional en 2016, fue la primera y exitosa edición de su proyecto automovilístico. El modelo se ha ganado su sitio en el nicho de autos de lujo debido a su exclusividad: se producen apenas 25 coches al año y el precio de venta supera los 109.000 dólares. Además, por el momento tiene puntos de venta solo en Londres y en los Emiratos Árabes, y desde mediados de 2016 en la Ciudad de México.

“Más agresivo”
En julio de 2016, el fabricante del VUHL lanzó el modelo 05RR, al que se considera como el “más agresivo”. Esta versión pesa 640 kilogramos y puede alcanzar una velocidad de hasta 255 kilómetros por hora, tiene 385 caballos de fuerza, cuatro cilindros turbo, seis velocidades y alcanza los 100 kilómetros por hora en 2,7 segundos.

“Mercado ideal”
De acuerdo con EFE, los hermanos Echevarría consideran que el siguiente paso será lanzar su superdeportivo en EE.UU., al que califican como el “mercado ideal” para el VUHL a pesar del momento complicado que pasan ambos países en cuanto a las relaciones bilaterales.

Los aficionados estadounidenses pudieron ver el VUHL 05 en plena acción en enero durante la Carrera de Campeones en Miami, donde lo condujeron dos pilotos campeones del mundo en Fórmula Uno, el alemán Sebastian Vettel y el británico Jenson Button.

Hecho en México
Aunque Iker y Guillermo buscan conquistar nuevos mercados para su deportivo de lujo, subrayan que el VUHL es un auto mexicano que se fabrica en México y por mexicanos, una treintena de empleados de su fábrica.