Por Staff

Con música y una mesa de panelistas, el Instituto para la Preservación y el Fomento del Bolero en México, celebró la inscripción de este género musical en el inventario del patrimonio cultural inmaterial de México.

En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, la directora de dicho instituto, Cecilia T. Margaona, señaló que la celebración viene acompañada del centenario de la creación del primer bolero mexicano titulado “Madrigal” (1918) del compositor Carlos R. Menéndez González y armonías de Enrique Galaz Chacón.

La pieza fue estrenada por el dueto Ponce-Galaz, integrado por el tenor Augusto “El Pollo” Ponce Escalante y el propio Enrique Galaz; la partitura, junto con otras 65 piezas escritas entre 1860 a 1960, fue publicada en el álbum de canciones yucatecas, elaborado en el Centro de Investigaciones Musicales “Gerónimo Baqueiro Foster”.

Cecilia T. Margaona comentó que tras la inscripción del bolero dentro del patrimonio cultural inmaterial de México, da la posibilidad de llevarlo hacia la Unesco y buscar la declaratoria de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Refirió que se buscará el apoyo de países como Cuba, que es donde se originó, y Colombia que tiene gran tradición, a fin de concretar esta iniciativa y agregó que en caso de que ambas naciones no lo deseen, ‘iremos solos’.

Aclaró que para su inscripción cultural en México, se tuvo que demostrar que el bolero es un elemento vivo, además de que hay portadores que lo reconocen como tal y se comprometen a la transmisión intergeneracional de dicho género musical.

Otro de los puntos, consistió en que se trata de un género que brinda identidad a los mexicanos, y refirió que ahora ‘nos encontramos en el último paso para llevarlo a la UNESCO’.